contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 19 de oct. de 2017

El fútbol no es solo para hombres

 

Por Carolina Pérez Orozco
Estudiante de Ciencias Jurídicas de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


En Latinoamérica y de manera especial en El Salvador se han venido repitiendo de generación en generación ciertos patrones culturales en donde se le otorga superioridad al hombre sobre la mujer, en donde se deja entrever que el hombre es más fuerte, más inteligente y es el proveedor en el hogar; además que él merece un salario más alto que una mujer etc. Todo esto ha producido que se clasifiquen actividades que sólo pueden ser realizadas por las mujeres, entre ellas están: las tareas domésticas, cocinar, el cuido de los hijos y ciertas profesiones; lo mismo sucede con el hombre, se señalan ciertas actividades que son catalogadas exclusivamente para ellos, por ejemplo, las tareas pesadas del hogar, como la plomería y albañilería, arreglar el automóvil, entre otras. De la misma manera podemos hablar de ciertos deportes en donde se ha venido inculcando que son de práctica exclusiva para los hombres, en específico hablamos del fútbol.


Como ya es conocido por todos, el fútbol es uno de los deportes que más se practica y que es disfrutado por muchas personas en el mundo, a tal grado que se le ha denominado "el deporte rey".  A lo largo de la historia este deporte ha sido clasificado como propio del género masculino, esto se puede comprobar con la simple observación de videos o noticias de años atrás, en las cuales la mayoría de asistentes a los encuentros deportivos eran hombres; también con ello se puede comprobar que antiguamente solamente existían mundiales, ligas, copas, selecciones y clubes meramente masculinos.  


Sin embargo, en estos últimos años, la mujer ha venido incursionando en el mundo del fútbol; hoy en día son más las mujeres que lo practican y que son aficionadas a este hermoso deporte. Ahora ya se cuenta con ligas oficiales de fútbol femenino, con selecciones femeninas que buscan clasificar a los mundiales femeninos; también existen reconocimientos para las mejores futbolistas del año.


Así mismo también son muchas las mujeres que asisten a los estadios, que son espectadoras de los encuentros deportivos, que se emocionan con una jugada que termina con un fuerte grito de gol o que de igual manera lamentan la derrota de su equipo favorito. Cada vez son más las mujeres que disfrutan y se apasionan por ver y practicar el fútbol, dejando de lado los pensamientos tradicionales, en los cuales el machismo prevalecía y se catalogaba como que el fútbol era sólo para los hombres.


Igual que la mujer ha ido evolucionando en los diferentes aspectos de la sociedad, el hombre también ha avanzado y se ha ido poco a poco acabando con el pensamiento arcaico en el que cada género tiene su rol en la sociedad. En ese sentido se han abierto espacios que han contribuido a que los hombres participen en actividades consideradas sólo para las mujeres; por ejemplo, el involucramiento de  los hombres  en los oficios domésticos, en el cuido de los hijos, en la cocina. De igual manera las mujeres se han abierto más campo en la sociedad, como el área laboral, deportiva o familiar, dejando atrás esos roles que estaban bien marcados para cada género.


Es por ello que hoy contamos con futbolistas profesionales, entrenadoras, comentaristas deportivas y árbitros femeninas. Puedo decir que se ha ido rompiendo el esquema, en el cual se creía que solo el hombre podía ver, practicar y disfrutar del que, en mi opinión, es el mejor deporte del mundo.

Compartir