contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 19 de oct. de 2017

El mar es el poema y el poema es el mar

ErickCh1

El poeta Noé Lima hizo la presentación del libro «El mal tiempo de la amnesia» de Erick Chávez Salguero, este es el comentario que leyó el día del lanzamiento en El Salvador.

Por Noé Lima (*)

Ahuachapán.- En toda obra literaria existe un método, una forma de creación particular. El continente y el contenido guardan una ajustada correspondencia, que la forma no es sino el resultado del fondo, o sea resultado de la personalidad del artista.

Herder, afirmaba que la literatura de un pueblo es expresión de su personalidad, en cambio Ortega, sostenía que «el estilo que crea cada época y, dentro de ella, cada artista […] es el fruto único, predeterminado e inevitable, que depende del ser mismo de la época y del individuo en ella inscrito».

En el libro El mal tiempo de la amnesia (Erick Chávez Salguero, poesía), nos encontramos una visión estilística donde el hombre, el poeta «es un filtro de la realidad» o como diría Bergson, tomando en cuenta la intuición primaria sensorial, del objeto a describir que «la pupila humana es esencialmente interesada», ya sea en el instante de la creación misma, tomando como base las experiencias del poeta.


 ErickCh2

De izquierda a derecha: Noé Lima, Erick Chávez Salguero, Alfonso Fajardo y Carlos Clará.


En el libro hay muchas voces. Unas llaman constantemente a ese pasado que no termina de marcharse, la guerra. Otras veces, se transforma en el fondo inevitable del momento que se vive en el país, la violencia social que nuevamente desangra al país.

Tiene pues, una visión de su entorno sin ser «formalista», «superficial», en cuanto a la valoración rutinaria de su mundo,  plagando de imágenes sensoriales su visión particular de universo poético, todo eso sin «intuir» a su generación y, particularmente muestra una voz que comienza a pulir un estilo.


 ErickCh3 

«El Pescador», obra de Alex Cuchilla. Esta pintura de Cuchilla fue la carátula del libro de Chávez Salguero. 

 

La transformación de la realidad, de sus vivencias, no deben confundirse con la obra de arte, pero debe de quedar claro que existe una relación entre ambas cosas. En este caso Robert Pretsh, afirmaba «ser el arte resultado de modificar profundamente, de elaborar las vivencias».

Como Goethe, Erick Chávez, en este libro afirmaba que su obra poética son trozos de una gran confesión, donde las voces se multiplican, ya sea como profeta, residente en un país donde la guerra nos mostró con furia los dientes o como ese observador que, mediante la poesía, nos muestra que la esperanza es una visión más que sobrevive al caos.

No me cabe duda, que el «yo íntimo», y el «yo social», que abarca este libro se quedará con nosotros; aunque como una puerta mínima, para entender a esta generación que aprendió a sobrevivir ante una guerra que, con el tiempo quedó vacía de muertos y, que solamente nos sobrevive con la amnesia de quienes se marcharon.

Ahuachapán, 1 de septiembre 2015.  

 

(*) Poeta salvadoreño, artista. Colaborador de contrACultura.


Compartir

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar