contrACultura

Diario Digital ContraPunto

San Salvador, 19 de oct. de 2017
Imprimir

Oscar Torres: “la herida no va a sanar a menos que esté expuesta”

OscarTorres

Entrevista con el guionista de la película Voces Inocentes

Por Hugo Sánchez

SAN SALVADOR- A Oscar Torres lo conocimos como Chava, en la película Voces Inocentes, un niño oriundo de Cuscatancingo, en San Salvador; un niño que sufrió los vejámenes de la guerra civil (1980-1992), un niño que se convirtió en el hombre de la casa por el abandono de su padre, un niño que salió del país para no ser enrolado en el Ejército Salvadoreño.

Contar su historia, que en parte es la historia de El Salvador, le valido el reconocimiento internacional por la película Voces Inocentes, ahora es un reconocido guionista, pero para llegar a eso ha tenido que sobrevivir a una guerra, abandonar su país, ser parte de la diáspora y eludir los brazos de las incipiente pandillas (MS-13 y 18) en los Estados Unidos.

A Oscar la guerra lo siguió hasta el país norteamericano, pero dice que las heridas han sanado y ahora regresa a El Salvador después de siete años y nos cuenta un poco de su vida y obra.

Oscar, ¿qué te trae nuevamente a El Salvador?

Estoy aquí por una invitación extendida por el alcalde de la ciudad de Cuscatancingo, una idea que ellos tuvieron desde el año pasado pero que no se concretó, pero que finalmente la pudieron llevar a cabo este año, y es que yo viniera a tener un conversatorio con la juventud, que es el enfoque de ellos. Cuando llegue a Cuscatancingo me quede muy impresionado y me di cuenta de eso, de cómo han involucrado a los jóvenes en todo lo que el gobierno local está haciendo. La razón por la que dije que sí, fue por eso, el enfoque de la juventud es muy especial para mí.

¿Cómo encuentras a El Salvador desde la última vez que viniste?

La esencia viene siendo la misma, la gente muy humilde y calurosa, eso no ha cambiado desde el día en que me fui. Lo que ha cambiado son las estructuras, hay nuevas estructuras, pero aunque hayan nuevas estructuras, aunque hayan pintado los edificios, se mantiene lo que es El Salvador para mí, en mi niñez. Lo que siento es una seguridad que no sentía cuando vine en 2005, siento que hay un tratado de paz, realmente viviéndose y eso lo siento y lo veo palpable en la gente.

¿Cómo te cambio la vida hacer el guion de Voces Inocentes?

Primero me sanó, el haber hecho esta película fue una sanación, fue una jornada muy personal y quizás muy egoísta de mi parte, el darme esos tres años desde la escritura del guion, la realización, mandarla a festivales, etc. Todo ese proceso me ayudo a esa sanación personal. De ahí la película empezó a agarrar vida propia y me tocó a mí seguirla. Deje de ser actor y me nació el llamado, mi propósito en este mundo es hacer cine desde atrás de las cámaras, para contar mis historias, que creo son necesarias.

También me dio un acceso que antes me era inalcanzable en Hollywood, me ha abierto las puertas en muchos sentidos. La más especial de las recompensas que he tenido es poder regresar a Cuscatancingo y compartirla con la gente; y de aquí me voy a Los Ángeles a disfrutar las fiestas, este es mi regalo de navidad.

¿El Salvador también necesita de ese proceso de sanación?, dado que aún hay muchas heridas abiertas.

Sí, porque la guerra no acaba cuando acaba la guerra, la guerra la llevamos por el resto de nuestras vidas, eso es inevitable. Ninguno de los que estuvimos en medio de ese conflicto va a liberarse jamás; la diferencia es lo que haces con eso, cómo reaccionas a la vida, independientemente de lo que hayas vivido.

Siento que en El Salvador, como en muchas partes del mundo, donde han existido daños, donde han existido heridas, hay un proceso; es como cuando te cortas, tiene que haber un proceso y un tiempo para que esa herida sane; pero no se va a sanar a menos que esa herida esté expuesta al aire, al oxígeno, como yo tuve la oportunidad de poder hacerlo, saque lo que traía adentro, no solamente para mí mismo, sino para el mundo entero. Porque me estaba dañando mucho, era un hombre que no quería ser, era un hombre muy violento y muy dañino.

No vivía feliz y vivía echándole la culpa a todo el mundo por lo que a mí me sucedía, esa es una vida de víctima, sin poder absoluto sobre ti mismo. Creo que El Salvador, y mucha gente dentro del país, también necesita esa oportunidad. La clave es intentarlo.

¿Cómo un niño que sale de El Salvador por la guerra, llega hasta Hollywood?

Es más fácil para el anglosajón, porque es la industria que ellos comenzaron y de la que son dueños, para un latino es más difícil, pero no imposible. Lo que yo he descubierto es que cuando trataba de hacer y ser como los demás, no me funcionaba, porque ya había muchos haciéndolo, yo no puedo sonar gringo y contar las historias gringas, porque no soy gringo. Yo encontré mi voz, que es original, mis historias están llenas de momentos sentimentales, de familia, de momentos cursis se puede decir. Me gusta el romance, la música y mezclar las dos cosas. Me gustan las historias biculturales, de Estados Unidos con Latinoamérica; me gusta filmar en Latinoamérica.

Llegando a Estados vivía en una vecindad con muchos problemas, en donde las panillas comenzaron, las dos más grandes, la MS-13 y la 18. Yo tenía que lidiar con eso, ¿me meto o me quedo fuera?.

Algo que me entretenía mucho en los tiempos libres y para no irme a meter en problemas era el cine. Me iba los sábados a ver tres películas por cinco dólares y me estaba ahí todo el día, y el cine se convirtió en una especie de guía para mí.

Me enseño cosas claves, algo tan sencillo como rasurarse correctamente lo aprendí de una película española; vivir con valor y luchar por lo que quieres lo aprendí de “Corazón Valiente” de Mel Gibson; esa clase de cositas me fueron moldeando y enseñando, ante la ausencia de un padre ejemplar.

Cuando salí de la universidad quería enseñar y me fui a dar clases a una escuela, estuve 6 meses y me quedó muy chiquito el salón, me desesperaba, necesitaba algo más grande que eso. Entonces otro profesor que había sido actor, me dijo que podía trabajar en el cine. Para mí era un concepto elíen, no sabía que era tangible.

Le hice caso, me fui a buscar una trabajo de lo que sea, aplique a un trabajo de repartidor en una agencia de comerciales, empecé a repartir paquetes, esa agencia representaba a Brad Pitt, Jennifer Aniston, George Clooney; me tocaba a mi dejarles los paquetes de sus fotos, de sus cassettes a sus casas; y me fui metiendo, aprendí producción, aprendí casting, en algún momento estuve en una producción donde habían grandes actores, que lo hice gratis porque no tenían presupuesto, pero yo quería aprender y trabaje como asistente de producción.

Vi a Sean Penn, Kevin Spacey y Meg Ryan actuando. Me nació un amor por la actuación y fui a la escuela a tomar clases, y empecé a trabajar como actor.

¿Dónde aparece Voces Inocentes en este camino?

En algún momento del 2001, que llegaron los ataques del 9-11, después de los ataques se me despertó una ola de ansiedad y ataques de pánico que fue por el sentido de guerra de nuevo en mi vida, porque la llamada a mi casa ese día fue “levántate que están bombardeando los Estados Unidos”. Mi reacción fue salirme de la casa, no fue ver la tele, sino salir a ver de dónde venían las bombas, y en Los Ángeles no estaba pasando absolutamente nada; y empezó eso de querer expresarlo, el querer sacarlo, pero no tenía idea de cómo.

Cuando me senté a escribir el guion por primera vez fue por necesidad, y ahí comenzó mi carrera detrás de las cámaras y me fui enfocando en el guionismo y producción. Con Voces Inocentes Hollywood nos pone atención y nos abre las puertas.

¿En qué otras producciones has participado?

Con el director de “La Mujer de mi Hermano”, una película peruana que se llamó Máncora; una película en Chile con la hija de Eugenio Derbez, Aislinn Derbez como actriz principal, y José María de Tavira como actor principal (La Viña). Otra en Colombia que se llamó “En tus Manos”, este año acabamos de terminar una que se llama “Viento en Contra” con Bárbara Morí, en México con el actor Jaime Camil que se llama “El Cantante Mexicano”, que es una mezcla de las dos culturas, es de un guion que escribí hace siete años. Estamos a punto de empezar una producción con el actor cubano William Levi, acerca de la destrucción de las amazonas, no estamos seguros si la vamos hacer en México o Costa Rica.

¿Durante cuánto tiempo más crees que la principal temática de El Salvador será la guerra?

Hasta que necesite serlo, los judíos siguen haciendo películas del Holocausto. Mientras haya necesidad de expresar, creo que recordarnos lo que sucedió, realmente evita que se repita, eso es ley, tienes una conciencia despierta; al ver las atrocidades cometidas te dices “esto no volverá a suceder”; pero si las olvidas y las pones a dormir creo que sí puede volver a suceder. Creo que eso es necesario para mantener esta paz, el tiempo no lo puedo decir, pero a la vez que se hace eso se puede hablar de otras cosas.

¿En El Salvador hay materia para iniciar una industria centroamericana de cine?

La hay, por lo que he visto en Costa Rica, por ejemplo, El Salvador no le desea nada a Costa Rica. El Salvador tiene la materia prima, tiene el talento, lo que necesita ahora son más recursos, un poco más de apoyo por parte del gobierno, porque se necesitan recursos para lograrlo.

Compartir

Comentarios   

 
-2 #4 Flopy Memu 19-04-2014 16:52
Que dolor, cuantos inocentes, NO A LA GUERRA
NO A LA VIOLENCIA
NO A LAS DISTINTAS VULNERACIONES A LOS DERECHOS.
NO A LA MENTIRA
NO A LAS ARMAS

SI A LA PAZ
SI AL AMOR
SI AL RESPETO
SI A LA HUMILDAD
SI A LA VERDAD
SI A LA PROTECCIÓN Y A LA SEGURIDAD DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO
Citar
 
 
+1 #3 maycon silva moscol 12-04-2014 12:29
esta pelicula me identifico mucho por que en mi infancia pase algo parecido , bueno me hizo llorar , buena muy buena , uno aprende mucho de la vida cuando tienes que vivir cosas asi aunque ya cuando se mejoran las cosas ya es tarde ya pasaron esos años de niñes donde no te preocubas de nada
Citar
 
 
+6 #2 monika vega 03-03-2014 19:57
felicito la sanación de tu ser y que hayas tenido la fuerza de volver a tu tierra para enfrentarte con ese fantasma de tu infancia , me gustaría saber si pudiste volver por tu hermana pedorra y tu hermanito antes de los doce. si actualmente tu madre y abuela viven . los mejores éxitos y me alegro que no hayas imitado a nadie de hollywood.
Citar
 
 
+3 #1 PAOLA IBARRA 09-05-2013 23:22
lo unico que quiero decir es que me impacto esa pelicula voces inocentes y el niño que la protagonizo fue espectacular y nada mas me gustaria mucho ver una fotografia del verdadero CHAVA y ese niño en la actualidad, de verdad felicitaciones por tan buena pelicula y si puede enviarme esas fotos a mi correo le estare muy agradecida, hasta pronto, soy de chile ciudad santiago
Citar
 

Escribir un comentario

Norma de uso obligatoria

  • Los comentarios tienen que referirse al tema publicado
  • No se publicarán comentarios fuera de la ley local (difamaciones)
  • No está permitido el lenguaje soez ni ataques personales
  • Reservamos el derecho de eliminar comentarios inapropiados
  • Comentarios breves, no más de 20 líneas
  • No publicaremos anónimos ni falsas identidades

Aclaramos que no publicamos comentarios automáticamente

La opinión de los lectores, no es la de contrACultura


Código de seguridad
Refescar